Desde las Naciones Unidas se busca fomentar la sensibilización mundial sobre el medio ambiente y promover la atención y acción política al respecto, por lo que se ha promovido el Día Mundial del Medio Ambiente, para favorecer la consecución de los objetivos contenidos en la Agenda 2030. El lema de este año es “Reimagina, recrea, restaura”. Restaurar los ecosistemas significa prevenir, detener y tratar de revertir el daño ocasionado hasta el momento, pasando de explotar la naturaleza a curarla.

Motivados por la necesidad de contribuir con el medio ambiente y en aras de favorecer a un cambio en la conciencia social, ha surgido esta práctica colaborativa relacionada con la fabricación de recipientes para plantas a partir de materiales biodegradables. 

La actividad tuvo lugar en el CRNJ de Los Realejos, en la que el alumnado de dos de los Certificados de Profesionalidad del área de jardinería, concretamente los correspondientes con la certificación de Instalación y Mantenimiento de Jardines y Zonas Verdes, y la de Actividades de Floristería, se unieron para trabajar en la creación de estas macetas ecológicas. Los materiales más utilizados para fabricar macetas biodegradables son la turba, las virutas de madera, fibra de coco y papel reciclado.

 

 

En el vídeo, vemos cómo la docente de floristería, Montse Domínguez Álvarez, realiza una explicación al alumnado participante en la acción, que se desarrolló en el invernadero del centro. Este tipo de conocimientos transversales de aplicación práctica, enriquecen sobremanera el desarrollo profesional del alumnado, potenciando su perfil técnico y aportando soluciones innovadoras a su futuro laboral.