El CRN de Jardinería se une a la tradición realejera de las cruces en sus fiestas de mayo. Una fiesta ampliamente conocida en todos los rincones de la isla y, cada vez más, fuera de ella gracias a los miles de visitantes que acuden cada año.

¿En qué consiste la fiesta de las cruces?

Se trata de una de las festividades más antiguas del municipio de Los Realejos. Lo que en un principio fue una fiesta litúrgica, ha evolucionado y hoy se caracteriza por el enrame de cruces en domicilios particulares, caminos y capillas, diversos actos relacionados con la cultura y el deporte, celebraciones religiosas y una espectacular exhibición pirotécnica al paso de la procesión entre dos calles: del Medio y del Sol.

¿Un pique entre dos calles?

Eso es. Anoche se celebró la tradicional exhibición pirotécnica entre las dos calles mencionadas. Con el paso de los años se ha creado una sana «rivalidad» sobre quién engalana mejor sus cruces y, sobre todo, quien exhibe más y mejores castillos de fuegos artificiales.

La Calle del Medio, antaño conocida como la «Calle de Los Marqueses», representa a las personas propietarias de la tierra. Mientras que la Calle del Sol a los medianeros y pequeños campesinos. La rivalidad entre ambas calles simboliza la desigualdad entre los dos grupos sociales. Esta diferencia es la que ha dado lugar a un «pique» que perdura hasta hoy en día.

Con el objetivo de participar en esta fiesta realejera, el alumnado del curso de «Actividades auxiliares de floristería» pone en práctica sus conocimientos y creatividad diseñando y engalanando la cruz con la que el CRN de Jardinería participa en el recorrido de cruces.

Este año, con la particularidad de la pandemia y las restricciones sanitarias, se ha llevado la fiesta a la red. A través del hashtag #YoEnramoMiCruz podemos ver las cruces creadas por cada vecino, vecina e institución participante sin necesidad de salir de casa.