El diseño floral es el arte de crear composiciones visualmente atractivas a partir de la unión de flores, plantas y accesorios con características decorativas especiales. El objetivo de estas composiciones es, fundamentalmente, crear un ambiente agradable, embellecer los espacios, aportando elementos vistosos y decorativos de origen esencialmente natural. 

La floristería es un arte, un símbolo de nuestras emociones, que lleva presente en nuestra civilización desde la era del Antiguo Egipto, motivados desde entonces a llenar de naturaleza todo tipo de encuentros, festividades y celebraciones. Al igual que los egipcios, nuestra sociedad se sirve de las flores a la hora de apoyarnos para dar el último adiós a nuestros seres queridos. Y como hacían los griegos y los romanos, también nosotros decoramos los banquetes nupciales y las ceremonias religiosas. Por lo tanto podría decirse, que lo que hoy en día conocemos como arte floral, no es más que un resumen de la necesidad humana de llevar la naturaleza a todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana.

Este arte ha ido evolucionando a lo largo de los años, siglos y milenios, hasta convertirse en una profesión, que combina la botánica con la artesanía, y un importante derroche de creatividad e inspiración artística.

Estamos, por tanto, ante una profesión que, a pesar de llevar largo tiempo desarrollándose, aún se encuentra en plena efervescencia y en la que queda mucho por hacer. Motivados por el abanico de posibilidades que se abre frente a ellos y ellas, el alumnado del certificado de profesionalidad de Actividades de floristería que se está desarrollando en el CRNJ de Los Realejos, se ha aplicado a fondo en la realización de tres actividades. 

Por un lado, el pasado mes de julio, el alumnado tuvo la ocasión de participar en una actividad relacionada con la creación de coronas conmemorativas, frecuentemente utilizadas para acompañar a los difuntos. La actividad tuvo lugar en las instalaciones del centro, concretamente en el aula taller del mismo, en la cual los y las estudiantes, pudieron desarrollar su creatividad y poner en práctica todo lo aprendido durante las tres horas que duró la sesión. 

 

Asimismo, tuvieron la oportunidad de realizar otra actividad durante la primera quincena del mes de agosto, en este caso, relacionada con la decoración de celebraciones nupciales. En esta ocasión, la actividad se centró en la decoración de dos escenarios diferentes; por una parte, se diseñó y creó un arco decorativo, propio de este tipo de celebraciones, donde suelen situarse los novios en el momento de darse el “sí quiero”. Por otra parte, se desarrolló la decoración propia de la mesa nupcial.

 

La actividad más reciente ha sido la relacionada con las composiciones florales para Navidad y otras celebraciones, en esta ocasión se han basado en la creación de huevos de pascua, propios de la Cuaresma, para desarrollar el trabajo creativo. A pesar de que la actividad se elaboró en el taller, el resultado y la puesta en escena del escaparate se trasladó a la zona de exposición, tal y como puede apreciarse en las imágenes aportadas.

 

Como hemos dicho, el diseño floral, es un arte atemporal, que no pasa de moda y está presente en todos los ámbitos de nuestra vida, por lo que si nuestro objetivo laboral es formar parte del equipo de trabajo de una floristería, o crear nuestro propio negocio en el sector, tendremos que estar preparados para desarrollar todo tipo de creaciones, tratando siempre de dar el mejor servicio a nuestra clientela.