Desde el CRN de Jardinería tenemos el compromiso de reducir la huella ecológica de nuestra actividad. Dentro de las acciones que se desarrollan en nuestras instalaciones promovemos el ahorro de papel, agua y electricidad. Apostando por la reducción de residuos, la eficiencia energética y el uso de la energía renovable.

Una de las medidas que hemos completado es la instalación de una línea de baja tensión en todo el CRNJ, con farolas fotovoltaicas para aprovechar la energía solar que disfrutamos la mayor parte del año. Farolas que, por un lado, están equipadas con tecnología LED lo que prolonga su durabilidad y facilita su mantenimiento.

Por otro lado, ofrecen una alta calidad luminaria y sensores de movimiento. Estas características hacen que transitar por nuestras instalaciones, sobre todo a últimas horas del día, sea seguro. Lo que se traduce en que podemos:

  • Realizar las labores de mantenimiento de los jardines fácilmente a lo largo de todo el día
  • Trasladarnos entre las aulas y zonas comunes del Centro con comodidad
  • Mejorar la realización de actividades prácticas en los cursos con horario de tarde
  • Supervisar con eficacia el uso de todas nuestras instalaciones

Seguimos trabajando para que nuestra actividad repercuta lo menos posible en el medioambiente.